Gentiana pneumonanthe L.

Gentiana pneumonanthe L., con nombres comunes castellanos como «Cáliz de la aurora» o «Genciana de Turbera», o gallegos como «Gonzá» o «Xenzá», es una especie que pertenece a la familia de las Gentianaceae. Se distribuye por la región Eurosiberiana templada. En la Península Ibérica, donde la encontramos por sus zonas centro, N y puntualmente en el S, tiene diferentes grados de protección debido a la disminución de sus poblaciones. Así, a nivel nacional está catalogada en España como «Taxon vulnerable», y a nivel regional está declarada en Cataluña «Taxon en peligro de extinción», en Castilla-La Mancha como «Taxon vulnerable » y en Andalucía como «Taxon en peligro crítico» (subespecie tipo pneumonanthe) o «Taxon vulnerable» (subespecie depressa). En Galicia, donde por ahora no está en peligro, habita las 4 provincias que integran la autonomía.

Gentiana pneumonanthe

Gentiana pneumonanthe

Se trata de un planta herbácea perenne de hasta 60 cm de altura, glabra, con un hábito de desarrollo monopodial. Sustenta su parte aérea sobre un sistema radicular que consiste en un rizoma horizontal hasta de 1 cm de diámetro, generalmente simple, blanquecino, con entrenudos muy cortos y numerosas raíces adventicias, también blanquecinas. Sigue leyendo

Mantis religiosa (Linnaeus, 1758)

La Mantis religiosa (Linnaeus, 1758) es una especie de la familia Mantidae. Es comúnmente llamada «Santateresa», debido a que sus patas delanteras, en reposo o en actitud defensiva, están dobladas y juntas formando un ángulo que recuerda a la posición de oración. En Europa se distribuye por el sur (área mediterránea) y por el centro. Precisamente en esta última región es ya muy escasa, por eso en Alemania es una especie protegida y su captura en el medio natural está prohibida. En Norteamérica fue introducida en 1899 en un barco con plantones y se ha naturalizado. En Asia y en África se han descrito numerosas subespecies.

Mantis religiosa

Es un insecto de hasta 8 cm de longitud en los machos y 12 cm en las hembras, de color verde o pardo, pudiendo tomar diversas tonalidades intermedias. El color del adulto está determinado por el color del medio en el que habita durante su última muda determina: amarillo si es paja seca, o verde si es hierba fresca, por ejemplo. Como todos los insectos, su cuerpo se compone de 3 partes: cabeza, tórax y abdomen. La cabeza es muy corta en comparación con tórax y abdomen, y es característica su forma triangular, elevándose en lo alto de un alargado pronoto (cuello), que puede girar 180º para examinar su entorno con 2 grandes ojos compuestos y 3 simples situados entre ellos. Los ojos compuestos tienen la capacidad de ver imágenes y colores, los simples distinguen luz y oscuridad. Sigue leyendo