Procambarus clarkii (Girard, 1852)

El “Cangrejo rojo americano”, Procambarus clarkii (Girard, 1852), es una especie de artrópodo perteneciente a la familia de los Cambaridae. Originario del SE de Estados Unidos y del NE de México, ha sido introducido en Europa, Asia y África, e incluso en archipiélagos como Japón o Hawaii, quedando sólo libres de él Australia y la Antártida. La primera introducción en la Península Ibérica se realizó en Badajoz en 1973, con 480 ejemplares procedentes de Estados Unidos para realizar un ensayo de aclimatación. Tras resultar exitoso el experimento, en 1974 se establece el primer vivero de cría en las marismas del Bajo Guadalquivir, con fines comerciales. Posteriormente se suelta por los ríos de la zona para su comercio, consumo local y para ser utilizado como cebo. La especie se dispersó muy rápidamente, apareciendo en pocos años en zonas tan distantes como la Albufera de Valencia (1978), o el Delta del Ebro y la provincia de Zamora (1979). La expansión se ha debido, además de por las sueltas ilegales, a su capacidad de dispersión por las cuencas, llegando a recorrer hasta 3 km diarios. Sólo los tramos altos de los ríos de Castilla y León, País Vasco, La Rioja y de las provincias del N, en los que las aguas son más frías, se encuentran libres de esta especie. En Galicia destaca su abundancia en los embalses de Sabón, As Forcadas, Cecebre, A Fervenza, Belesar y Os Peares.

Procambarus clarkii

Entre los muchos problemas que ha causado la introducción de esta especie en los ecosistemas acuáticos, destaca su contribución a la desaparición -hasta su casi extinción- de nuestro cangrejo de río autóctono Austropotamobius pallipes (Lereboullet, 1858). Una causa es la afanomicosis, un hongo parásito del que es portador este cangrejo americano y que afecta mortalmente a la especie nativa, pero también por una mayor capacidad para soportar condiciones adversas del medio, como la escasez de oxígeno disuelto en el agua o elevadas temperaturas, por una madurez sexual más precoz y una mayor capacidad reproductiva y por una capacidad de dispersión natural muy elevada. Sigue leyendo

Carabus lineatus subsp. lateralis (Chevrolat, 1840)

Carabus lineatus (Dejean, 1826) es una especie de coleóptero que se puede encontrar en Francia, España y Portugal, perteneciente a la familia de los Carabidae. Una de las subespecies de C. lineatus es ésta, Carabus lineatus subsp. lateralis (Chevrolat, 1840), un extraordinariamente llamativo escarabajo que se extiende por el extremo SW de Francia y por el NW de la Península Ibérica, desde los montes cantábricos occidentales hasta el N de Portugal. En Galicia es común y se puede encontrar en todas sus provincias y en todas las altitudes. Con otra notación algo diferente (y quizás más correcta), es conocido como Carabus (Chrysocarabus) lineatus lateralis (Chevrolat, 1840), siendo Chrysocarabus el subgénero.

Carabus lineatus lateralis

Es de tamaño variable, midiendo hasta 24 mm de largo los machos y 28 mm las hembras. Cabeza, protórax y el reborde de los élitros exhiben un color cobrizo o rojo, muy brillante, metalizado e irisado. Las partes inferiores del cuerpo, tanto las antenas como las patas, son negras. Sigue leyendo

Clathrus archeri (Berk.) Dring

Clathrus archeri (Berk.) Dring es un hongo perteneciente a la familia de los Phallaceae. Conocido en castellano como “Mano del diablo” o “Estrella roja”, es una especie originaria de Australia, Tasmania y Nueva Zelanda, que fue descubierta por primera vez en Europa en 1914 en el distrito francés de Saint-Dié-des-Vosges. Se sospecha que llegó allí durante la 1ª Guerra Mundial, por medio de las esporas fijadas a los caballos de los soldados australianos o al forraje de esos animales, o simplemente en las botas de los soldados. Otra posibilidad, más probable, es que se introdujera en el distrito francés de Burdeos en los hilados de Raon-l’Étape, al viajar las esporas a través de la lana de las ovejas llegadas del hemisferio sur.

Clathrus archeri

Clathrus archeri

Desde entonces se ha extendido por todo el continente europeo, siempre de forma puntual y aislada, a lugares como el N de Italia, Eslovaquia, Sajonia o Bélgica. Sigue leyendo